Un videoportero es un sistema de vigilancia y control de acceso, normalmente, a viviendas u oficinas. Por una parte, permite accionar el mecanismo de apertura de una puerta. Por otra, transmite una imagen de vídeo en directo. ¿Te gustaría saber cómo elegir un videoportero inteligente en 4 pasos? Sigue leyendo y descubre cómo hacerlo.

 ¿Qué es un videoportero y por qué es útil?

 Como hemos nombrado anteriormente, el videoportero inteligente permite abrir la puerta y saber quién hay al otro lado, ya que transmite imagen en directo. Además de la imagen, también transmite una señal de audio. De esta forma, es posible establecer una comunicación simultánea entre el exterior y el interior.

La utilidad del videoportero puede resumirse en dos aspectos clave: la seguridad y la comodidad. Poder comprobar la identidad de la persona que está al otro lado de la puerta nos evitará sustos o sorpresas, especialmente en una vivienda. En oficinas de acceso restringido, será un filtro más de seguridad ya que nadie podrá suplantar tu identidad. Además, el videoportero nos permite ignorar visitas o llamadas no deseadas.

Qué-es-un-videoportero-y-porqué-es-útil-

Cuatro pasos para elegir un videoportero inteligente 

A la hora de elegir un videoportero inteligente debemos tener en cuenta varios aspectos:

1. Inalámbrico o con cable.

Los videoporteros están diseñados para reemplazar el antiguo videoportero y utilizar la misma instalación, para que esta sea rápida. Entonces, una de las decisiones que debemos tomar es si queremos un sistema con cableado o en cambio, un sistema inalámbrico. Si no tienes ya un videoportero conectado, es una buena opción escoger un sistema inalámbrico.

2. Detectar movimientos.

La mayoría de modelos de videoporteros inteligentes cuentan con sensor detector de movimientos, pero la sensibilidad depende del modelo y de la marca que escojamos. Es importante tener en cuenta esta característica en función de las necesidades de nuestro hogar.

Detectar-movimientos.

3. Ángulo de visión y resolución.

El tercer paso para elegir un videoportero inteligente en 4 pasos es tener en cuenta el ángulo de visión y la resolución. El ángulo varía en función de cada modelo, pero normalmente, están en torno a 150 y 160 grados. En el caso de la calidad de la imagen, los detalles cuentan, por eso a mayor calidad de imagen, más detalles podremos observar. El videoportero Comelit Ultra, uno de los mejores modelos de los que disponemos en nuestra web cuenta con una definición con densidad de píxeles equivalente al 4K.

4. Integración de Smart Lock.

Si además del videoportero inteligente en tu hogar, cuentas con otros sistemas inteligentes, es ventajoso que estos trabajen juntos. El videoportero inteligente puede trabajar con cerraduras inteligentes o iluminación inteligente, por ejemplo. Pero, para que estos sistemas puedan trabajar de forma unida y simultánea, debemos asegurarnos, antes de adquirir el videoportero inteligente, de que sea compatible con los sistemas que ya estemos utilizando en casa.

Integración-de-Smart-Lock

Elegir un videoportero inteligente en cuatro pasos es sencillo, pero debemos tener en cuenta estos detalles para que el modelo que escojamos se adapte a nuestro hogar y a nuestras necesidades de forma correcta.

¿Estás pensando en instalar un sistema de videoportero inteligente en tu hogar? ¡Contacta ahora con nosotros a través del siguiente formulario!






¡Hasta pronto!